Año nuevo… Vida nueva

Año nuevo… Vida nueva

Listo, se acabaron las excusas. Tu mente, tu  cuerpo y tu alma ya no tienen conexión, según diría Chayanne, entonces,  realiza la conexión correcta porque  necesitan acción. El año nuevo quedó atrás y volvimos a ser los de antes. Ya no nos embriaga el clima de bonanza y esperanza que experimentamos hace unas semanas y palabras tan dulces como paz, amor y  prosperidad quedaron en el olvido.

Si tu deseo fue  bajar de peso y te propusiste que este año si lo lograrías y que cambiarías el talle de pantalón y que te ibas a animar a ponerte un bikini, y... etc., etc., este es el momento, no lo dilates más.

Sacá de tu casa los últimos destellos de las fiestas, llámese turrones, algún budín o la colita de pan dulce que, seguro, hasta duro está, pero que bien queda mojadito en el café con leche, ¿no? Ni hablar de tu heladera, que algún resabio de vittel toné o ensalada rusa seguro que emerge de sus profundidades.

Es muy probable que recién vuelvas de vacaciones, o que te estés por ir, cualquiera sea el caso  este consejo te va a servir.

Te propongo que realices una dieta desintoxicante, no soy muy amiga de la restricción y menos con la comida, adhiero más a la modificación paulatina de hábitos alimentarios, que es en realidad como, mejorando los hábitos, mejoro la salud tanto por fuera como por dentro. Cuantas veces escuchaste o vos mismo te dijiste: “lo que vale es lo de adentro, es el interior” y no estás errado, pero ese interior lleno de colesterol, grasa, presión sanguínea elevada, triglicéridos alterados… ¿también vale?

Ahora sí, sacá lápiz y papel y tomá nota:

Es la dieta de las 3 frutas, 3 yogures, carnes y verduras, ¿te animás? Acá viene su distribución:

Desayuno y Merienda:

Té, café o mate cortado con leche descremada y edulcorante.

1 vaso de yogur descremado bebible o firme.

Colación ½ mañana: 1 Fruta

Colación ½ tarde: 1 yogur descremado

Almuerzo y Cena:

Caldos, sopas, agua o soda (2 vasos)

Vegetales de color (no papa, batata) midiendo el aceite con cuchara

Carne de pollo, pescado o vacuna bien magras evitando la cocción con aceite

1 Fruta

La podés realizar entre 3 a 5 días, después retomá un plan de alimentación saludable agregándole una porción de cereales, pastas o harinas como por ejemplo: arroz, pastas, tarta, legumbres, granos, milanesa o hamburguesa de soja.

Ahora sí, ya puedes sentirte orgulloso/a que lo prometido es deuda y la estás cobrando.

Si éste año deseaste cambiar sólo es hacerlo, salí de las promesas en el aire y comenzá a llevarlas a cabo, te darás cuenta que “se puede”.

 

 

Comments

3 Comentarios en “Año nuevo… Vida nueva”

  1. Daniel dice:

    Maravillosa nota. Precisa y concisa. La voy a cumplir al pie de la letra, para cambiar mi vida

  2. maria teresa grand dice:

    Anoche te escuche en Sentimientos Encontrados, ya casi al finalizar la nota, pero copie tu mail y aca estamos, leyendo tus notas, vamos con todo, mil gracias!!!

Dejar comentario