Marte Vs. Venus

Marte Vs. Venus

¡Qué diferentes somos los hombres y las mujeres! Hay bastante bibliografía que confirma esta afirmación. Numerosas publicaciones giran alrededor de este tema, desde el famoso libro “Los hombres son de Marte Las Mujeres son de Venus” (John Gray) hasta la grandiosa “Mafalda” de Quino.

Desde el nacimiento somos diferentes, a los varones los visten de celeste, le regalan una pelota y autitos de colección. A las nenas nos visten de rosa nos regalan una muñequita y una cocinita (ya nos están enseñando para que vinimos al mundo).

Hasta el envejecer, que es una evolución lógica e irrefrenable de la vida, nos hace diferentes. Veamos con un ejemplo: si describiese a un hombre maduro, con algunas arruguitas en los ojos, canoso y hasta con un poquito de panza, la idea que te puede surgir en la cabeza es la de un bombón como George Clooney. Ahora bien, si describiese a una mujer madura, canosa, con arrugas y un poco de panza, ¿Qué imagen asociarías en tu mente?, está bien, no me lo digas lo imagino…

Si las diferencias saltan a simple vista, ¿por qué no ser diferentes en la velocidad de adelgazamiento? He escuchado más de una vez, entre mis pacientes mujeres hacer referencia a este tema, y me dicen: “Hice la misma dieta que mi marido, novio o pareja, vaya el caso, y él bajó 3 Kg y yo apenas ½ Kg, ¿qué es lo que hice mal?" Nada, contesto, es que somos diferentes hasta en el adelgazamiento, aunque usted no lo crea.

Hombres Vs. Mujeres en el momento de adelgazar:

  • Grasa corporal: La cantidad y distribución corporal de la grasa es propia para cada género. La función de la grasa es darle al cuerpo calor y energía de reserva, pero en las mujeres aparte de la grasa de reserva, poseen “grasa esencial” (caderas, pechos, muslos y glúteos) que garantizan la salud del bebé. Uno de los objetivos del metabolismo es defender esos cúmulos de grasa y por eso resulta tan complicado eliminarlos. Las mujeres tienen ciertamente una ventaja evolutiva respecto a los hombres, poseen un metabolismo ahorrador que les permite sobrevivir con muy poca cantidad de alimento.
  • Hormonas: El estrógeno (hormona femenina), tiene sus depósitos grasos principalmente en caderas y muslos y un aumento en el crecimiento óseo, debido a los cuales las mujeres alcanzan valores finales de crecimiento antes que los hombres. La testosterona (hormona masculina) es 10 -20 veces mayor en los hombres y los dota de una mayor masa muscular y niveles de fuerza.
  • Masa muscular: Las mujeres tienen menor masa muscular que los hombres. Esto se traduce en que cualquier movimiento del día a día que realice una mujer supondrá un menor gasto energético en comparación con el hombre y el músculo es el tejido que mayor energía consume .El metabolismo está íntimamente relacionado con la masa muscular, o sea, a mayor masa muscular más acelerado está el metabolismo. En definitiva, con el mismo peso corporal y realizando la misma actividad, probablemente un hombre gastaría más calorías que una mujer.
  • Gasto Metabólico: El gasto metabólico es la cantidad de energía necesaria para mantener los procesos físicos y químicos que se realizan dentro de la célula y nos permite estar vivos. El gasto metabólico basal (la energía que gasta el organismo al estar en reposo) en la mujer resulta menor que en el hombre. En una mujer joven el gasto medio es de unas 37 kcal/m2/hora lo que significa un consumo calórico al día de más de 1300 kcal. En el hombre este consumo se eleva a 40 kcal/m2/hora lo que corresponden a más de 1700 kcal.

Si bien existen diferencias y velocidades de adelgazamiento entre ambos sexos, esto no debe desalentarnos ni preocuparnos. Cada uno de nosotros tiene un ritmo de descenso diferente, lo que nos hace únicos e irrepetibles, tenemos que dejar al propio cuerpo que digite la velocidad del descenso, el quererlo apurar solo nos va a llenar de angustia y frustración, amígate con tu cuerpo, no lo exijas más de lo que da, ya que cada gramo menos significa que ganamos en salud.

Comments

Dejar comentario