Oye… ¡Te hacen falta vitaminas!

Oye… ¡Te hacen falta vitaminas!

Quien no escuchó alguna vez que si se es “gordito”, es porque se está sano. Hace unas décadas, en los  barrios se relacionaba la buena salud con las personas bien robustas y carnosas. Las vecinas competían a ver quien tenía el hijo más gordito, sinónimo de “más saludable”. Habremos escuchado a nuestros padres relatándonos la anécdota de que nuestras queridas abuelas les daban el famoso huevo con oporto (sambayón), o la cuchara de aceite de ricino para que ganen unos kilitos. Si hasta mi madre tiene la creencia que le cuesta adelgazar porque cuando era chica la “llenaron” de vitaminas…

La obesidad a menudo encubre deficiencias del consumo de vitaminas y minerales. Además, prácticamente todas las personas que padecen hambre y muchos de los que tienen sobrepeso sufren debilidad por otro tipo de malnutrición: la falta de vitaminas y minerales, conocida como deficiencia de micronutrientes. Solía pensarse que si las personas obtenían suficiente energía de su alimentación, los micronutrientes vendrían por añadidura. Pero las personas cada vez ingieren más alimentos de mala calidad, que llenan el estómago pero siguen dejando el organismo sin los micronutrientes necesarios.

La razón es que aún cuando los niños con kilos de más puedan parecer  saludables, hasta el 30% de aquellos con obesidad o sobrepeso presentan una nutrición inadecuada o deficienciente en algún tipo de requerimientos vitamínicos.

Hay personas que con motivo de sus actividades sociales ingieren alimentos con muchas calorías, pero que no nutren, por lo que están obesas y con problemas de avitaminosis, falta de proteína y de minerales (nutrientes inorgánicos).

Uno de los factores que influye en un buen crecimiento y desarrollo, es la calidad y cantidad de los nutrientes que se ingieren.

Se ha relacionado la obesidad y el sobrepeso con bajos niveles plasmáticos de antioxidantes.  Hoy en día existe mucha evidencia y así lo demuestran y avalan gran cantidad de estudios científicos que la suplementación de la dieta con vitaminas antioxidantes  actúa en la mejoría y prevención de la obesidad.

Mucha gente no adelgaza porque no logra llevar una dieta sana. Para evitar los  atracones y las ganas de comer cosas dulces, agrega a su dieta alimentos ricos en Cromo, como por ejemplo nueces y quesos. El cromo ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre.

La deficiencia de vitamina D dificulta la secreción de leptina, hormona encargada de generar la sensación de saciedad cuando se ha consumido suficiente grasa, lo que hace que estemos siempre hambrientos, aún habiendo comido lo suficiente.

Se considera que más del 25% de los hombres tienen niveles subóptimos de vitamina C, es una vitamina con mayor poder antioxidante. Personas que comen comidas ricas en vitamina C tienen más baja proporción de enfermedades del corazón y la evidencia científica indica que el tomar suplementos que contienen vitamina C produce beneficios similares.

Numerosas vitaminas del grupo B, B-3 (niacina), B-6, B-9 (ácido fólico) y B-12, han sido asociadas durante años con una mejor salud del corazón. La vitamina E es un antioxidante potente. Algunos estudios muestran que esta vitamina podría prevenir o retardar el progreso de formación de placas, en el caso de que ya se padezca una enfermedad coronaria. Hay extensa evidencia científica en relación con las múltiples acciones antiaterogénicas de la vitamina E.

Esos estudios indican también que la vitamina A puede reducir la tasa de mortalidad por sarampión, evitar algunos tipos de cáncer, ayudar al crecimiento y al desarrollo y mejorar la función inmunológica. Una deficiencia prolongada puede llevar a la xeroftalmia (ojo seco) y, en última instancia, a la ceguera nocturna o la ceguera total como también a trastornos de la piel, infecciones (como el sarampión), diarrea y trastornos respiratorios.

Como habrás advertido, las evidencias demuestran que está más que estudiada la importancia que tienen las vitaminas en nuestra alimentación. Seguramente, a renglón seguido te preguntarás donde encontrarlas. Con una alimentación completa, suficiente,  armónica y adecuada las hallarás. Consumiendo lácteos, carnes blancas y rojas, frutas, verduras, aceites vegetales y frutos secos en forma diaria estarás totalmente cubierto. Si tenés algun inconveniente con ese tipo de ingesta, es bueno que consultes a tu médico para una posible suplementación.

No dejemos que "Te hacen falta Vitaminas", el tema de  Soda Stereo nos lo pregunte, pregúntatelo vos…¡Ah!  Y no lo hagas por tu cuenta, los profesionales están para ayudarte a cuidar tu salud…

Comments

5 Comentarios en “Oye… ¡Te hacen falta vitaminas!”

  1. rosario collico dice:

    Me gustaría saber los requerimientos diarios de vitaminas y minerales que una mujer de 50 años, de peso normal necesita para que su cuerpo funcione correctamente. También, y para hacerlo más fácil de cumplir, en qué cantidad de qué alimentos encuentro esos requerimientos diarios.
    Muchas gracias

    • Cecilia dice:

      Hola Rosario, te comento que existen muchas vitaminas y cada una tiene su requerimiento. Por ejemplo:
      Vit A:5000 unidades. Fuente:zanahoria, acelga, espinaca,escarola,repollo,hígado.
      Vit B:entre 1,5 a 2mg.Fuentes:huvos, carnes, leche,queso,germen de trigo,riñones,hígado,garbanzos.
      Vit C:50 a 100mg. Fuente:cítricos,ajíes,espinaca,coliflor,repollo,frutillas,kiwi.
      Vit D:400unidades. Fuente:pescado,huevos,aceite hígado de bacalao.
      Vit E:15 a 25mg.Fuente: germen de los cereales,aceites vegetales,maíz,trigo.
      Como verás están en todos los alimentos que contiene una alimentación diaria, si los incluyes no tendrás carencias de las mismas.
      Cariños Ceci

  2. Geraldine dice:

    Excelente como siempre! Gracias Chechu por informarnos y cuidarnos!

  3. karina dice:

    CECI: Es verdad siempre mi marido me cuenta del huevo con oporto que le daba su abuela y a una compañera de trabajo le daban aceite de ricino…gracias por todo lo que enseñas en tu página…cariños

  4. Rosa Beatriz dice:

    ¡Excelente tus respuestas!! Aprendo mucho cuando veo el programa “sin dolor” en utilísima.-

Dejar comentario