¡Feliz Navidad ho, ho, ho!

¡Feliz Navidad ho, ho, ho!

El genial Alejandro Dolina, en sus Crónicas del Ángel Gris se embanderaba con aquellos “Hombres sensibles” que se enfrentaban a los “Refutadotes de leyendas”, porque estos destruían los sueños. Dolina en su maravilloso libro se pregunta ¿Dónde fueron a parar los millones de bolitas con los que jugaban los niños hace décadas, dónde? Parafraseando a Dolina podemos preguntar ¿Dónde han quedado  las navidades de nuestra niñez? Aquellos momentos en que soñábamos, disfrutábamos, y que han quedado grabados en las neuronas memoriales. La ansiedad frente al arbolito esperando ver los regalos, aquel primo que juraba haber “visto” a Papá Noel, y los juegos después de medianoche, donde cada uno lucía su regalo…Pero todo pasa, cambia, todo cambia…Y hoy las cosas pintan diferente…

Navidad, época movilizante si las hay. Parece ser que lo que no hicimos durante todo el año debemos hacerlo en este mes o mejor dicho, en estos últimos 15 días. Visitar a familiares que no vemos nunca, reunirse con todo el grupo de conocidos, están los del trabajo, los del barrio, los nuevos de facebook, los amigos de siempre, los de la facu, los no tan amigos, los de compromiso…

Corremos para hacer las compras siguiendo la ruta de los descuentos que el miércoles una tarjeta, los jueves la otra y el sábado a las 3 de la madrugada la restante.

Te juras y perjuras que no te vas a reunir más en la casa de tal pariente porque sabes lo que siempre pasa, la tía que siempre va a misa de gallo y pretende que todos la esperen para sentarse a la mesa, las mascotas debajo de la mesa asustadas por los cohetes, el tío que siempre toma unas copitas de más y dice lo que nunca se anima a decir, la pelea por quien lava los platos o porque algún invitado no trajo ni siquiera…nada. Pero llega el momento y, te sentís acorralado y no te queda otra opción que concurrir a dicha reunión pero prometiéndote  que de “verdad” es el último año.

La oferta gastronómica es fenomenal, quien lleva el matambre, quien el vitel toné, quien la ensalada rusa… Y no hay mesa que alcance para poner todos los platos propuestos. Y todo sin contar las pre fiestas, que son otra orgía gastronómica. ¿Alguna vez te pusiste a hacer el cálculo de las calorías que ingerimos este mes? Te propongo que las analicemos juntos.

Se calcula que más o menos una salida afuera entre que picas el pan de la panera, un plato principal, el postre y alguna copita de más se calculan  entre 800 a 1100 kcal, si tenés entre 3 y 4 salidas la regla de tres es muy simple dando un total de 2400 a 4500 kcal aproximadamente.

 

Ahora vamos a calcular  las calorías de una cena navideña:

  • Ensalada Rusa (1 plato tipo postre) 200 kcal
  • Ensalada de papa, huevo duro y mayonesa (1 plato tipo postre) 360 kcal
  • Matambre relleno (1 rodaja) 320 kcal
  • Mayonesa de ave (1 plato tipo postre) 260 kcal
  • Vitel Toné (3 rodajas) 350 kcal
  • Pionono (1 rodaja grande) 320 kcal
  • Tomate relleno con atún 150 kcal
  • Lechón (3 costillas) 450 kcal

Si lo completamos con la mesa dulce sigamos haciendo el cálculo

  • Pan dulce (1 rodaja grande) 510 kcal
  • Turrón de maní o almendras (1 porción) 235 kcal
  • Garrapiñadas (20 unidades) 150 kcal
  • Nueces (10 mariposas) 140 kcal
  • Almendras (10 unidades) 60 kcal
  • Budín (1 rodaja) 265 kcal
  • Mantecol (1 trozo chico) 130 kcal
  • Maní con chocolate (1 paquete chico) 110 kcal

Por supuesto que no debemos olvidarnos del alcohol

  • Cerveza (1 lata) 140 kcal
  • Vino blanco o tinto (1 copa) 120 kcal
  • Champagne (1 copa) 100 kcal
  • Sidra (1 copa) 70 kcal

 

La suma te la dejo a tu criterio, como dice Karina Olga,  a mí no me dio la cantidad de ceros de mi calculadora, por eso te digo, la moderación es la base de un buen cuidado. Planificá muy bien el menú que vas a elegir para estas fiestas. Afortunadamente estas fiestas se vuelven a repetir exactamente el mismo día del año que viene, no la trates como la “última” cena.

Te propongo que estas fiestas sean, por lo menos para vos, diferentes, para ello tomá lápiz y papel y calculá cuales van a ser las calorías invertidas en los próximos días.

Y no te olvides, no sabemos a dónde fueron a parar los millones de bolitas, pero el sentido navideño de amor y paz, está en nuestro interior…que mejor que sacarlo afuera para poder decir de corazón   ¡Feliz Navidad! Sé que es un sueño, pero ojalá seamos millones los soñadores…

Comments

2 Comentarios en “¡Feliz Navidad ho, ho, ho!”

  1. karina dice:

    CECI: Sorprendes con cada nota…la verdad esta de Navidad esta genial…creo que en muchas de las situaciones mencionadas me siento identificada, como le debe pasar a otros…es genial…voy a tener en cuenta la tabla de calorías…te deseo una hermosa navidad..y gracias siempre por tus buenos consejos….soy una soñadora más…cariños

    • Cecilia dice:

      Gracias Kari, la idea es tomar conciencia de estas fechas y desdramatizar las situaciones siendo flexibles y no ser rígidos en esta fecha. Depende de nosotros pasar estas fiestas sin complicaciones con el tramiento.
      Cariños Ceci

Dejar comentario