Aquella… Salud de nuestros hijos

Aquella… Salud de nuestros hijos

La Salud de Nuestros Hijos era el nombre de un programa de T.V., conducido por el recordado doctor Mario Socolinsky. Allá por la década del '70 comenzó a concientizar a los padres y los aproximaba a un cuidado extremo del bien más preciado"nuestros hijos".

Cómo no recordar esa musiquita que indicaba, en horas de la tarde, que su programa se iniciaba. Socolinsky se dirigía directamente a las madres, las que estaban mirando el programa y generalmente dedicadas el 100% del cuidado de sus hijos. Hoy los paradigmas han cambiado, las madres modernas trabajamos (en Argentina lo hace más del 40%) y el tiempo que le dedican a la cocina es cada vez menor y es ahí donde el delivery se ha adueñado de nuestros hogares. El menú, la porción de comida estaba ideada por nuestras madres, pero... ahora esa tarea la hemos dejado en manos del dueño del delivery. Ese delivery que nos atiborra con porciones exageradamente grandes, para lidiar con la competencia más cercana. Eso lo hacen por dos cosas: por desconocimiento o sabiendo que sus alimentos tienen más calorías y grasas que las preparadas en la casa, pero estos comerciantes dan preponderancia a la venta y cuanto más vendan mejor... para ellos.

El abaratamiento de los alimentos, como por ejemplo el empleo de grasa hidrogenada (trans) como sustituto de manteca o crema les resulta más barato que aquellos que contienen las grasas originales pero no son concientes, que tienen riesgos que se trasladan a la salud.

Las porciones cada vez más grandes (pizzas por metro, gaseosas de 600cc, baldes de pochoclo, hamburguesas triples y cuádruples, maxi panchos, alfajores triples) y cosas por el estilo son de carácter altamente adictivo para el público menudo, para nuestros hijos.

La incorporación de sal, grasas saturadas y azúcar refinado provocan dependencia a quienes los consumen.

Con tod0 este panorama, la escenografía que queda evidente nos muestra que estamos mutando los genes de la obesidad generando un ambiente obesogénico.

Si a todo esto le agregamos el extravío de aquellos maravillosos juegos barriales: la escondida, el poliladron, la mancha, la “bici” y vemos que todo eso se ha sustituido por computadoras individuales, play station, la exagerada presencia del televisor, los maxikioscos o los puestos de venta de golosinas, panchos, hamburguesas en las escuelas. Que nadie se haga el distraído, tenemos que asumir que de no modificar estos hábitos, la consecuencia inevitable y cercana es el aumento de peso de las generaciones venideras. La obesidad de los niños y adolescentes ha aumentado dramáticamente, teniendo un alto costo personal, familiar y social.

No sigamos engordando generaciones, está en nuestras manos ofrecer una opción más saludable. No hay que demonizar a la tecnología, pero no debemos dejar que ésta nos maneje. A los que nos sigue importando la salud de nuestros hijos, recordamos con cariño y con profundo respeto al doctor Mario Socolinsky... ese hombre que nos enseñó a cuidar la salud de nuestros hijos...

Comments

4 Comentarios en “Aquella… Salud de nuestros hijos”

  1. gabriel dice:

    hola la verdad esto me llegó es que últimamente ando un poco preocupado tengo 3 hijos de 4, 3 años y un recién nacido y el problema es que mi señora cocina horrible un un par de veces que comí su comida fui a parar al médico pero no me preocupó por mi ya que lo que más me preocupa es que lo mismo que como yo comen mis 2 hijos y no se que hacer que darles para que no tengan problemas a futuro y yo trabajo todo el dia y no puedo controlar eso y ya lo hable con ella pero no obtengo buenos resultados queria saber por donde empezar para comenzar una vida más sana para toda mi familia bueno no se sí responde los comentarios pero desde ya gracias y me gusta mucho cuando sale en metro y medio .

    • Cecilia dice:

      Hola Gabriel, me alegro que seas conciente que como padres debemos velar por la salud de nuestros hijos, pero para comer rico y saludable no es necesario saber cocinar, con una simple carne grillada, un tomate partido al medio bien condimentado y una fruta de postre se pueden hacer maravillas.
      Te mando un sincero abrazo Ceci

  2. mara galarza dice:

    Hola Ceci! me encanta escucharte por la radio y tus consejos son bárbaros.
    En nuestra familia tenemos la suerte de ser flacos y sanos.A mi me encanta cocinar y estoy atenta a que los platos sean livianos.Mi preocupacion es que a pesar de que mi marido y yo comemos frutas y verduras variadas, no logro conseguir que mis hijos tambien lo hagan.Se resisten a probarlas y lo máximo q´logré es hacer helados con licuado de alguna fruta (frutillas y manzanas)q´consumen felices en verano, pero en invierno…una manzana y gracias! y de verduras ni hablar! ya no sé q´inventar…Podrias darme alguna sugerencia?
    Muchas gracias y tu página es muy linda.Mara

    • Cecilia dice:

      Hola Mara,que bueno que te preocupes tanto por la salud de tus hijos, no te preocupes porque ahora no consuman verduras, lo importante es que tengan la oferta y verás como el día que las incorporen no las abandonan más, esperalos es sólo cuestión de tiempo.Muy buena idea con las frutas la variedad que les estás ofreciendo es perfecta seguí así.
      Cariños Ceci

Responder a mara galarza