Firma la paz con tu cuerpo

Firma la paz con tu cuerpo

¿Cuánto hace que no le prestás real atención a tu cuerpo? ¿Cuánto hace que no te mirás a un espejo?

Es muy posible que no estés de acuerdo con tu cuerpo, nada es perfecto, estamos más pendientes de esos detalles mínimos que nos disgustan que de su totalidad, y no hay peor enemigo que uno mismo. Esa maldita costumbre que a veces sucede, el de mirar el vaso medio vacío, ¿no?

Está claro que ésta disconformidad no es producto de nuestra imaginación ni por ser simplemente masoquistas, ésta disconformidad surge de comparar tu cuerpo real con la imagen que nos quieren vender de un “cuerpo perfecto”: abdominales duros y marcados, piernas sin una gota de celulitis, rostros sin arrugas que desafían cualquier franja etaria, etc., etc., etc. Chicas, chicos a no preocupase que ese fenómeno se logra sólo con un fotoshop, un buen maquillaje o con cámaras especiales. Pareciera ser que se está prohibido envejecer, válgame Dios! Si no hay nada mejor que llevar la edad con dignidad!

Para que te hagas amigo/a de tu cuerpo te propongo un ejercicio simple y sencillo, y desafíes a tus ganas a realizarlo. Sólo tienes que contar con un espejo que se vea el cuerpo entero, mucha conciencia y una mirada benévola para con el mismo.

10 tips para hacerse amigo del cuerpo:

  1. Aceptación: si, éste/a sos vos!. Sos único/a e irrepetible y es precisamente eso lo que te hace hermoso/a.
  2. Sé realista: la perfección no existe. Trata de conseguir un cuerpo sano y saludable y no meramente perfecto.
  3. Firma la paz: amígate con tu cuerpo. Recuerda que el exterior es sólo la cáscara y la real belleza se encuentra sólo en el interior. No sigas peleándole a la genética, es una batalla perdida de antemano.
  4. No te critiques: si hay algo que te moleste y puedas cambiarlo saludablemente hazlo, muchas veces pequeños cambios hacen la diferencia. Pero si lo que te molesta no puedes cambiarlo hacete amigo/a de la imperfección.
  5. Ponete tapones en los oídos: no te guíes por lo que ven los demás de vos, ni de las críticas. Recuerda que lo que sientas de vos mismo es lo que se refleja en los demás. Aceptate así y no te compares con nadie más.
  6. No pospongas: haz lo que tengas ganas, aquí y ahora, no dejes de realizar algo que te haga feliz para cuando sea el momento, porque el momento es cuando vos decidas que sea.
  7. No te sientas solo/a: recuerda que la mayoría de las personas tampoco está feliz con su cuerpo. Cuando tomás una mirada distorsionada de la realidad puede que exageres el problema y le des una dimensión enorme.
  8. Eres único/a: acepta tu individualidad, describite en forma positiva, describe tus valores y logros (que deben ser muchos) y no tus defectos.
  9. Cambia la óptica: sacale provecho a lo que más te guste de tu cuerpo, realza la zona o parte a destacar y acéptate tal como eres.
  10. Respetalo: disfruta de él. Vestilo con ropa que te haga sentir cómodo/a, usa ropa confortable y que te guste. Dale una tregua al trabajo, cultiva y practica el arte de disfrutar. Relacionate con gente que reconozca tu belleza interior y cuan generoso/a sos.

Verás que no es tan difícil ponerlo en práctica, es solo una cuestión de actitud;  que no nos vendan que la imagen perfecta es la exitosa, sino mirá lo que dice un médico, querido amigo y compañero de hospital que atiende deportistas y sobre todo mujeres, e insiste que esos abdómenes marcados con el famoso “six pack” no son nada estimulantes para la caricia masculina, más vale un abdomen real, y porque no con un poco de grasita para agarrar.

Y para esto no podemos dejar de  citar la famosa frase de Ricardo Arjona que dice en la canción “mujeres de las cuatro décadas: Y esa grasa abdominal, Que los aeróbicos no saben quitar”.

Y precisamente a esa grasa hagámosle un homenaje.

Comments

Un comentario en “Firma la paz con tu cuerpo”

  1. karina dice:

    Me encanta esta nota…levanta el ánimo!!!!Gracias Ceci por tu contribución a mejorar nuestras vidas…un abrazo enorme!!!!!

Dejar comentario