Tirate qué… Tirate un “cambio”

Tirate qué… Tirate un “cambio”

Nuevo grupo musical. Nueva forma de transmitir lo popular, en corto período de tiempo Los wachiturros se han convertido en un fenómeno popular, que, hasta los popes de la T.V. se disputan por tenerlos en su programa. Sale una nueva propuesta y no hay quien no se haga eco de la misma, enseguida adoptamos nuevo ritmo musical, improvisamos nuevos pasos de baile, adoptamos nuevo lenguaje a nuestras vidas. Los imitan mujeres y niños…

Ahora bien, me pregunto, ¿Por qué es tan fácil incluir un cambio superfluo, que sólo está dirigido a lo trivial y no hacer lo mismo con un cambio de hábito, que ya lo demuestran muchas evidencias científicas, puede ser trascendental para nuestras vidas?

Los últimos descubrimientos se inscriben en lo que se llama “neuroplasticidad” y es la capacidad que tiene el cerebro para adaptarse a los cambios y para modificar las rutas que conectan a las neuronas. El aprendizaje (es la capacidad de modificar el comportamiento en respuesta a una experiencia) y la memoria, (es la capacidad de almacenar dicha modificación), son los rasgos más sobresalientes de los procesos mentales de los animales superiores, o sea, nosotros. El cerebro es capaz de alterar su estructura y función, e incluso de generar nuevas neuronas, una capacidad que persiste en la edad adulta. El cerebro puede adaptarse, sanarse y renovarse.

¿Cómo funciona el sistema nervioso?

El cerebro está formado por 100 billones de células llamadas neuronas. El proceso en que cada neurona se conecta con otra se llama sinapsis. Cada neurona tiene entre 1.000 y 10.000 sinapsis, estas conexiones se usan para formar redes entre ellas, estas redes están interconectadas entre sí y es lo que crea ideas, memoria y emociones.

Cuando uno practica un mismo comportamiento reiteradas veces, las neuronas forman una red muy fuerte haciendo difícil el cambio de comportamiento. Cada vez que interrumpimos el proceso reflejado en una neurona, las redes que están conectadas unas con otras comienzan a romper su relación. Las neuronas que quedan libres de su anterior conexión pueden ahora unirse a nuevas redes, cambiar viejos patrones y formar nuevos comportamientos.

La neuroplasticidad es la destreza natural del cerebro para formar nuevas conexiones, crear nuevas células, romper las conexiones ya formadas y crear nuevas, cambiar hábitos nocivos, aprender nuevos comportamientos y adquirir nuevas habilidades más saludables.

Vayamos a un ejemplo concreto. Si hacés uso de tu memoria y te visualizas a tus 4 años de edad, la reacción que se producía frente a un reto de tu madre, seguramente improvisabas un sentido puchero para terminar en un estruendoso llanto. No te refugiabas en la lata de galletitas ni en la bolsa del pan, ni ante una gran alegría actuabas festejando con comida. Entonces sigamos, ahora te das cuenta que en algún momento de tu vida (no vale la pena el esfuerzo de averiguar ese momento), la parte emocional de alegrías, tristezas u otros sentimientos “se asociaron” con la comida. Este es el punto exacto donde te ves dentro de la heladera buscando la pizza fría del sábado a la noche, cuando relacionas toda experiencia externa canalizando por la comida. Acá es donde tenés que entrar en acción, ya sabes que el cerebro se puede adaptar a nuevos hábitos, sólo es cuestión de identificar el momento exacto de la búsqueda de comida y desplazarla a la búsqueda de otro placer o acto.

Te propongo algo, agarra ya mismo lápiz y papel y comenzá a elaborar una lista de actividades que podrías desarrollar en momentos de incertidumbre. Esa lista pegala con un bonito imán (no el del delivery de pizzas) en la puerta de tu heladera ¿Cuál es la propuesta? Es, que antes de abrir la heladera leerás la lista, pon en práctica alguna de las actividades que describiste y así sucesivamente. La incorporación de una nueva red neuronal la vamos a lograr con la repetición una y otra vez de esa acción, verás que en cuanto menos lo adviertas vas a tener incorporada una nueva conexión de comportamiento y recuerda como decía Platón:

“La virtud, como el arte, se consagra a lo que es difícil de hacer, cuanto más dura es la tarea, más brillante es el éxito”. En lugar de “tirarte un paso…incorpora un cambio saludable”

Comments

3 Comentarios en “Tirate qué… Tirate un “cambio””

  1. Geraldine dice:

    Excelente Ceci! Como siempre! Besote

  2. MAXI dice:

    ESTA BUENO LA DATA PARA SABER COMO SE COMPORTA NUESTRO CUERPO Y NUESTRO CEREBRO CON ABITOS

  3. karina dice:

    CECI: Me encanta como escribis…mientras lo lees te das cuenta lo serio que es el tema y de repente pones que la lista no la pegues a la heladera con “el imán del delivery de pizza” y haces que la sonrisa se instale inmediatamente pero siempre sin dejar de pensar en los excelentes consejos que das sos una genia….un abrazo grande…

Dejar comentario