¡El tamaño sí importa!

¡El tamaño sí importa!

¿No tenés a menudo la sensación de que con lo que comés no podés estar tan gorda, tan gordo? O pensar que “¿Por qué con lo que me cuido no logro el peso bajo qué deseo? ¿No sentís que estás un poquito cansada de privarte de manjares para ver reflejada la silueta que siempre deseaste? Que no cunda el pánico… acá estoy para brindarte las estrategias necesarias para poder ver tu esfuerzo, reflejado en tu silueta.

Lo primero que debes exponer es toda tu batería de platos, tazas, cuchara, cucharitas, y todo aquello que dispones para servir tu comida a diario. Si querés ser más precisa tomate un día a medir y pesar los utensilios, podes hacerlo con jarras medidoras  o si tenes balanza de cocina mejor, a veces lleva tiempo pesarlos pero no hay nada mejor que estar seguros de qué y cuánto comemos. Sino dispones de estos elementos veamos que medidas caseras tomar:

  • Porción de bife o pollo equivale al tamaño de un mazo de cartas o, la palma de la mano
  • Filete de pescado equivale a una agenda de bolsillo
  • Banana, equivale al largo de un lápiz
  • ½ papa, equivale al mouse de computadora
  • Manteca, equivale a dedo pulgar
  • Queso: cada cuadradito equivale al tamaño de un  dado

Está comprobado que lo que se dispone en el plato para su ingestión va a ser consumido en su totalidad por eso, cuanto más grande sirvas la porción o llenes el plato más vas a consumir, de  manera que todos estamos comiendo calorías adicionales que no necesitamos.

Los estudios también demuestran que tendemos a comer en “unidades”, por lo tanto si compramos un envase de gran tamaño se consumirá en un mismo acto, por ejemplo si en el cine compro el balde de pochoclos, el balde comeré, si compro un paquete familiar de galletitas el paquete comeré y si compro 5 bocaditos de chocolate los 5 comeré.

Veamos ahora con unos ejemplos la diferencia en calorías que aporta un mismo alimento en porciones diferentes:

  • Hamburguesa pequeña: 202cal / grande: 310cal
  • Papas fritas chicas: 210cal / grandes: 610cal
  • Gaseosa pequeña: 79cal / medio litro: 194cal
  • Pochoclos pequeños: 175cal / balde: 1700cal
  • Manzana chica: 70cal / grande: 150cal
  • Plato tipo postre de fideos al filetto:  216cal / tipo playo: 870cal
  • Medialuna chica: 102cal / grande: 307cal
  • Helado de 130grs: 250cal / 250grs (1/4kg): 500cal
  • Bife chico (85grs): 135cal / grande (330grs): 530cal
  • Aceite: una cucharadita tipo té (5grs):  45cal / ½ pocillo de café (56grs): 504cal

Si realizamos la suma de las calorías de las porciones grandes nos da un cálculo de 5675cal. Si sumamos las calorías de las porciones más pequeñas nos da 1484cal, teniendo una diferencia más que significativa de 4191cal fíjate que buen ahorro! y solo modificando la porción!

Como verás el as en tu manga lo tenes  en la correcta selección de una porción adecuada de los alimentos, pero también hay ciertos trucos para que las porciones no te jueguen una mala pasada:

  1. Evitá llevar las fuentes a la mesa. Serví el plato en la cocina, cuanta mayor exposición visual tenemos con la comida más ganas se generan de comerla.
  2. No comas de los envases. Siempre servite en el plato, recordá que nuestro cerebro debe captar las porciones ingeridas.
  3. A la hora de elegir la compra optá  por los alimentos que vienen en porciones individuales.
  4. Cambia tu plato habitual por uno más pequeño, así pensarás que estás comiendo mucho.
  5. Nunca pongas en la mesa ni panera, ni salero. Si hay algún miembro de la familia que come pan poné solo la porción para él.
  6. Cuando salís a comer afuera, trata de compartir el plato o consumir la mitad y pedir al camarero que te envuelva para llevar la otra mitad.

Respetando las porciones indicadas de los alimentos podrás aprender a comer mejor y llevar una dieta balanceada, mientras disfrutas de una variedad de alimentos deliciosos.

Cuando no dispongas de las medidas originales consérvalas en tus retinas y repite el mismo mecanismo de ayuda que utilizás en tu casa. Recordá siempre el secreto está en las porciones y no en alimento en cuestión.

¡No te excedas! Aprende cómo medir las porciones adecuadas de alimentos y recuerda que en este caso, el tamaño sí importa, el control de la porción tiene que ver con el control y mantenimiento del peso correcto…

Comments

8 Comentarios en “¡El tamaño sí importa!”

  1. carina rocha dice:

    cecilia:compre tu libro y estoy leyendo cosas muy interesantes.felicitaciones!!porque tenes un modo muy simple de explicar las cosas.trato de comer sano y mis porciones son las indicadas.ahora opté por no cenar y aún así me mantengo estancada en el peso.tengo 40 años.será la edad????muchas gracias!tu página es genial!!

    • Cecilia dice:

      Hola Carina, gracias por tus palabras y comentarios, mi fin es que el mensaje de una alimentación saludable sea sencillo para poder adherir al mismo.
      Con respecto a la edad, es que cada década el metabolismo va disminuyendo y tenemos que readaptar las porciones, te sugeriría que las vayas achicando y con respecto a la no cena no es un método de adelgazamiento, recordá que los cuatro momentos alimentarios, el desayuno, almuerzo, merienda y cena son imprescindibles.
      Saludos Ceci

  2. Clara dice:

    Hola, tengo 23 años mido 1.53 soy vegetariana y peso 55 kilos. Me cuido mucho de no comer harinas y hago deporte dos veces por semana sin embargo la balanza sigue marcando lo mismo. Me la paso comiendo lechuga y rúcula en almuerzo y cena en grandes cantidades para llenarme pero nada. Qué estoy haciendo mal? Que me recomendas?
    Gracias tu blgo esta muy bueno!

    • Cecilia dice:

      Hola Clara, si el peso no baja es porque algo debés estar haciendo en forma equivocada, es muy difícil, sin realizar un análisis exhaustivo, determinar la causa del porque no bajás. Te sugeriría consultar a una nutricionista de tu confianza para que te asesore correctamente.
      Gracias por tu inquietud y aporte.
      Saludos Cecilia

  3. Carolina dice:

    Hola Cecilia, antes de nada gracias por tus consejos sencillos y practicos!
    Queria contarte que por eleccion natural en mi casa no comemos mucha carne (Vacuna, Pollo) Atun sial natural en ensaladas. Tengo tres hijos una hija de 15, otra de 13 y un nene de 9, La mayor hasta le resulta un habito poco normal masticar la carne y practicamnete ya no consume. La pregunta que alimentos podria reemplazar las proteinas de la carne, y que e slo recomendable a la edad de crecimiento de mis hijos. Aguardo tu respuesta, sldos! Carolina.

    • Cecilia dice:

      Hola Carolina, muy buena la base de tu alimentación familiar. Mi sugerencia sería que consultes a un profesional para planificar la comida de tu hija de 15 años, ya que a esa edad los requerimientos nutricionales deben ser cubiertos correctamente.
      Saludos Cecilia

  4. Rocio dice:

    Hola,empecé la dieta proteinfine hace una semana,mi nutri me dijo que es solo por un mes en donde voy incorporando comidas a cambio de los polvos proteína dos y al mes ya estaría comiendo todas las comidas tradicionales ,ahora mi pregunta es,mi idea es quedar embarazada en enero,por eso empeze está dieta,podría causar alguna carencia al bebé,considerando que solo la hize 1 mes y ya para cuando quede estaré comiendo de todo ordenadamente?muchas gracias.Aguardo respuesta.

    • Cecilia dice:

      Hola Rocío, si estás en tratamiento nutricional bajo la supervisión de un profesional en el tema, te sugiero que evacues todas tus dudas con el mismo, como así también la planificación de tu maternidad.
      Saludos
      Cecilia

Dejar comentario